A quienes les importan los valores intrínsecos (no solo en las personas pero también en la pastelería) y no solo la apariencia, van a ser muy felices con el candidato que les voy a presentar hoy! No se necesita ningún molde, no hay que cortar la masa en formas elaboradas y el resultado es espectacular. En mi opinión, la Crostata trae un aire rústico a la mesa y cautiva (a mí por lo menos) con la combinación hermosa de frutas blandas y aromáticas y una masa mantecosa con una ligera corteza. Otra ventaja: su versatilidad. Pueden rellenar su crostata como les de la gana, no hay límite para su creatividad! Experimenten con diferentes combinaciones de fruta, especies y nueces y déjense sorprender por los resultados!

Para aquellos que se preguntan por la diferencia entre una Crostata y la popular Galette: no hay ninguna. La Galette es la hermana francesa de la costata italiana, así que la diferencia es meramente lingüística.

Estos son los ingredientes de los que podrán elaborar este riquísimo pastel:


200gr de mantequilla

225 gr de harina

45 gr de polenta

100gr de azúcar

Piel de un limón (rallada)

¾ de una cucharadita de sal

80 ml de agua fría

15gr de almidón

5 paraguayos

300gr de grosellas

1 huevo (batido)


A mí me gusta tener todos los ingredientes preparados para terminar la masa lo más rápido posible ya que se pone muy blanda si se trabaja mucho.

Congelen la mantequilla por 15 minutos para poder usarla mejor después. En una fuente mediana combinamos harina, polenta, 50gr del azúcar, la piel de limón y la sal. Ahora hay que agregar la mantequilla en cubitos o trocitos (yo rasqué trocitos con un cuchillo para poder mezclarlo más fácil). Mezclamos los ingredientes con la punta de los dedos.

Después agregamos el agua y combinamos rápidamente con los dedos. La masa no tiene que salir perfecta: En cuanto se haya formado la masa y hayan incorporado toda el agua, está lista.

Ahora necesitan un plato o una tabla de madera (de aprox. 15cm de diámetro). Cubrimos lo elegido con suficiente film transparente y lo espolvoreamos con un poco de harina. Ponemos la masa en el plato o en la tabla y la aplastamos con los dedos hasta cubrir la superficie. Cubrimos la masa con film transparente y dejamos en el refrigerador por una hora.

DSC_0273

Mientras tanto preparamos el relleno. Cortamos los paraguayos en gajos y agregamos las grosellas lavadas y secadas. Mezclamos el almidón con los restantes 50gr del azúcar y agregamos la mezcla a las frutas. Revolvemos con una cuchara y dejamos reposar durante el tiempo restante.

Precalentamos el horno a 220 grados Celsius. Cubrimos una bandeja de hornear con papel de hornear y la espolvoreamos con algo de harina. Extendemos la masa en la bandeja hasta obtener un diámetro de aprox. 34 cm, la forma no tiene que ser perfecta.

DSC_0277

Ahora ponemos la fruta y algo de su jugo en el centro de la masa extendida. Dejamos libre un borde de 5cm. Plegamos este borde hacia el centro para cubrir un poco de la fruta y así formar una corteza. Pintamos el borde con huevo.

Llevamos la crostata al horno por unos 30 minutos hasta que la corteza esté dorada y el relleno esté hirviendo un poquito.

Dejar enfriar antes de servir con crema batida.

DSC_0300

Otra variante para el relleno: damascos, duraznos y almendras! También pueden usar vegetales y sustituir el azúcar de la masa por hierbas!

Espero que hayan disfrutado de esta receta fácil y deliciosa!

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s