No estoy segura por qué, pero un pastel húmedo tiene algo que lo hace mucho mejor que otros pasteles. (Lo que no significa que no me comería cualquier otro pastel.)

La cosa es que el mínimo pedacito ya transmite tanta intensidad de sabor y consistencia; y hay algo extremadamente satisfactorio cuando se obtiene la consistencia y humedad perfecta al hacer un pastel. (Si. A veces estoy orgullosa de mí, cuando saco un pastel del horno y me ha quedado tal como lo quería. Porque pues…a veces las cosas van mal, ¡así que celebren sus victorias! : D )

Esta receta fue inspirada por una entrada del blog Foodess. Probé la receta para la masa de Jennifer y la combiné con una crema que inventé. El resultado fue bastante delicioso, así que pensé presentársela a ustedes, ya que es tan fácil de hacer y riquísima a la vez. Además, aprendí de esta entrada de blog un método para sustituir suero de mantequilla y me parece muy útil.

Si son amantes de sabor de chocolate intenso, ¡tienen que probar esta receta!

Estos son los ingredientes:


Para la masa:

1 ¾ tazas de harina

2 tazas de azúcar

¾ tazas de cacao en polvo

1 ½ cucharaditas de bicarbonato

¾ cucharadita de sal

2 huevos

1 taza de suero de mantequilla (o combinar una cucharada de vinagre blanco con una taza de leche, dejar reposar unos minutos hasta que se obtenga una consistencia más espesa. Ojo: esto no funcionó con leche sin lactosa, por si alguien lo iba a intentar)

½ taza de mantequilla derretida

1 cucharada de extracto de vainilla

1 taza de café, recién preparado

Para la crema (adapten las cantidades a su gusto):

400 gramos de quark

5 cucharadas de cacao en polvo

½ taza de azúcar flor/azúcar glas


Precalienten el horno a 175° C. Para esta receta necesitarán 2 moldes desmontables engrasados (los míos son de 26cm de diámetro).

Primero mezclamos todos los ingredientes secos en una fuente grande: harina, azúcar, cacao, bicarbonato y sal.

DSCF5369

Después agregamos los huevos, el suero de mantequilla, la mantequilla derretida y el extracto de vainilla y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

¡Ahora necesitan el café caliente! Agréguenlo con cuidado a la masa y revuelvan bien. Tranquilos, la masa tiene que ser relativamente líquida.

DSCF5372

Ahora hay que repartir la masa a partes iguales entre los dos moldes. Pónganlos a hornear durante aproximadamente 35 minutos a altura mediana del horno. Para ver si está listo, introduzcan un palillo en el centro de cada base de pastel. Si sale limpio o con unas pocas miguitas, ya está listo.

DSCF5375

Mientras las bases del pastel se enfríen, ¡empezamos con la crema!

Simplemente hay que mezclar todos los ingredientes en una fuente hasta que se obtenga una consistencia cremosa y homogénea. Si les gusta más dulce, agreguen más azúcar. Si se les antoja un sabor intenso de cacao, usen menos azúcar. En el caso de que la crema salga demasiado espesa, agreguen un poquito de leche y quedará bien cremosa : )

Ahora hay que repartir una parte de la crema (yo usé aproximadamente 1/3) encima de una de las bases de pastel y después se le pone la segunda base encima. Cubran el pastel con la crema restante; para eso pueden usar una manga pastelera, una espátula o cualquier cuchara.

DSCF5385

Si quieren, pueden decorar su pastel con nueces, fruta, café molido o nibs de cacao. Pero les digo que así como está, ya queda riquísimo ; ) En esta foto ven el pastel cuando lo hice con toda la crema adentro y cubierto con cacao en polvo.

Y eso ya es todo lo que tienen que hacer, ¡así que vayan a disfrutar su delicioso pastel húmedo!

DSCF5392

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s