Ya sé que a mucha gente no le gusta la remolacha (o betarraga para los amigos latinos), pero para mí es uno de mis vegetales favoritos (¡quédense atentos, luego les subiré una receta exquisita!). Lo que no tenía presente era la hermana amarilla de la remolacha. ¡Hasta ahora!

Hace unas semanas empezamos a comprar vegetales de una granja regional cercana, añadiéndolos a nuestras compras regulares, por lo que poco a poco vamos conociendo “antiguas” versiones de varios vegetales. ¡Y hasta ahora ha sido todo un placer culinario!

Así es como llegó la remolacha amarilla a nuestros platos y a nuestros paladares. Y además viene con efectos especiales: al cortarla, su apariencia -poco llamativa desde fuera- se ve transformada por su color amarillo intenso. Por lo mismo no solo puede ser usada cocida sino también cruda en una ensalada mixta para agregar algo más de color.

Al cocinarla la primera vez, me decidí por la versión al horno, la que se puede comer como acompañamiento pero también como plato principal.  Para el papel del co-actor elegí una variedad de zanahorias.

La cantidad de los ingredientes siguientes obviamente es variable a gusto. Sobre todo en una receta como esta, ya que es muy previsible la cantidad de comida que tendremos una vez que saquemos la bandeja del horno. Así que adapten la receta a gusto 🙂


2 remolachas amarillas

4 zanahorias

4 cucharadas de aceite de oliva

2 cucharadas de miel

2 dientes de ajo

hierbas a gusto (yo usé tomillo y romero)

sal/pimienta


 

Precalentar el horno a 180°C y cubrir una bandeja de horno con papel para hornear.

Yo decidí no pelar la remolacha, solo la lavé muy bien. Si quieren obviamente pueden pelarla. Lo mismo con las zanahorias. Ahora, ¡a cortar los vegetales! La remolacha la corté en rodajas. No se preocupen demasiado por el grosor de ésas. Las zanahorias las pueden cortar en pedazos o tiras como les dé la gana.

dscf5265

Para el escabeche mezclamos el aceite de oliva con la miel en una fuente mediana, agregamos el ajo prensado (o cortado en pedacitos por si no tienen un prensador). Las hierbas las pueden agregar como les guste: las pueden agregar al escabeche ahora o más rato directamente a la bandeja de hornear. Tampoco importa si usan hierbas secas, frescas o congeladas.

dscf5268

Agregamos los vegetales al escabeche y mezclamos bien para cubrir todos los pedazos.

dscf5269

Pongan los vegetales en la bandeja de horno y repártanlos bien para no tener muchos pedazos amontonados. Si no han agregado las hierbas al escabeche, ahora es el momento: espárzanlas generosamente por toda la bandeja. Ahora salpimentamos todo y, ¡ya está! Si son del lado valiente pueden agregar chile/ají, curry u otras especies que les gusten.

dscf5270

Finalmente, metemos a nuestros amigos amarillos al horno por 35 minutos como mínimo hasta que queden blanditos, jugosos y doraditos. Simplemente pínchenlos con un tenedor para ver si están listos. Si no, los pueden dejar hornear unos minutos más.

¡Y ya está! La receta puede ser cambiada fácilmente, por si tienen otros vegetales en casa o por si quieren adaptar el escabeche.

¡Qué lo pasen bien experimentando y buen provecho!

dscf5273

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s